miércoles, diciembre 12, 2012

Cuento nepalí



Había una vez, en un pueblo de Nepal llamado Nagarkot, situado en las laderas del Himalaya, un hombre llamado Ram, que vivía con su mujer, Sita, con sus hijas, Gopal y Sudeep, y con su hija Kumari.
Ram, enseñaba a Gomal y a Sudeep a cazar con arco, pero no se les daba nada bien. Sita, enseñaba a su hija Kumari a coser, lavar la ropa y cocinar.
Kumari ya tenía 16 años y sus hermanos tenían 10 años. Un día, Ram le dijo a Sita que si cambiaban un poco y Ram enseñaba a Kumari a cazar y Sita enseñaba a Gopal y Sudeep a coser, cocinar…
Al final dijo que sí. Las cosas no iban muy bien, pero a Kumari se le daba bastante bien cazar.
Un día, cuando estaban cazando, Kumari se separó y oyó voces que provenían de la cima del Himalaya.
Decían las voces: quiero venganza, mañana alguien vendrá a luchar contra mí y quien gane se apoderará del pueblo. Todo el mundo se enteró. A la mañana siguiente fueron a rendirse pero en el último momento Kumari dijo que ella sí se atrevía. Entonces un hombre muy robusto bajó riéndose a carcajadas.
Kumari  le lanzó una cuerda al cuello y ¡¡¡uuuua!!!
Estranguló al monstruo robusto. Desde entonces, se ha convertido en la famosa diosa KUMARI.
Violeta Alonso, 5º B Primaria


0 comentarios: