lunes, enero 13, 2014

El elefante y el león



 Había una vez un león muy gordo porque se alimentaba de comida basura, le encantaban las hamburguesas, pizzas, perritos calientes… y no comía nada de verdura ni fruta. Su madre se pasaba el día diciéndole que se iba a poner gordo por comer mal y no podría ir a cazar con los demás machos. Además cuando fuese mayor tendría que cuidar de su familia.
El león no tenía ningún amigo porque nadie le quería, estaba tan gordo que hasta el mono se burlaba de él, con ese aspecto no podría ser el rey de la selva.
Por otro lado había un elefante muy flaco porque no comía nada. Su madre le decía que comiese porque sin nutrientes no tendría fuerza y no podría cazar con los demás elefantes.
Además cuando fuese mayor tendría que cuidar de sus elefantitos.
El elefante tampoco tenía amigos porque estaba tan flaco que se burlaban de él.
Un día el león intentó ir a cazar para demostrarle a su madre que estaba equivocada y entonces el león decidió cazar un elefante de los que están muy gordos y corren poco, pero al ir a cazar a ese elefante se encontró con el elefante flaco.
El elefante echó a correr y el león detrás de él. A los pocos minutos el elefante estaba cansado porque no tenía energía y el león también porque le pesaba la barriga. Cuando se pararon los dos del cansancio se pusieron a hablar y se contaron sus historias. Y así fue como el elefante y el león se dieron cuenta de que tenían un problema en su nutrición y debían hacer caso a sus madres y comer completo y sano. 

Alba Talavera Fatela 6º Primaria

0 comentarios: