martes, enero 28, 2014

Un día extraño


Un día mi hermana y yo, paseábamos por un pequeño bosque cerca de nuestra casa, donde solíamos ir a jugar. Estábamos descansando, cuando de la nada vimos salir un pequeño extraterrestre. Era de color verde, tenía un solo ojo, una larga antena en la cabeza, dos piernas y una larga cola. Parecía amigable y nos acercamos. Cuando nos vio dijo:
- ¡Hola! Me llamo BID, vengo de un planeta muy lejano llamado OPOSITUM. Allí todo esta al revés y es al contrario que en vuestro planeta. Por ejemplo, andamos con las manos y escribimos con los pies y cuando llegamos a viejos, nos hacemos cada vez más pequeños hasta que desaparecemos.
- ¡Hola Bid! Somos Ana y Elena. ¿Qué haces aquí?
- Mi platillo se ha estropeado cuando me dirigía a Neptuno a ver a mis primos.
- Y eso que llevas ahí. ¿Qué es?
- Es un aparato que solo tengo yo, me lo regaló mi abuelo antes de morir. Sirve para transformarme en personas como vosotros, en animales…. e incluso en objetos, pero también sirve para muchas cosas más, como volar.
- ¡Que chulo ¡ Dijo Elena. ¡Yo quiero uno!
- ¡No puede ser! Y ahora me tengo que marchar, se me hace tarde, pero pronto volveré.
- ¡Adiós, Bid! Vuelve pronto.

Ana y Elena despidieron a Bid sin entender muy bien nada de lo que esa tarde había sucedido.

NACHO IGLESIAS CASTRO
6ºA

0 comentarios: