miércoles, noviembre 05, 2014

La cueva y el mago




Érase una vez, una mago que se aburría mucho porque no tenía nada que encantar, así que un día, fue con otros amigos magos suyos de excursión a una cueva lejana. Cuando ya llegaron a ella, salió un agujero negro en el suelo y se tragó a sus compañeros. Entonces, el mago con miedo a que le pasara algo, se sentó en un rincón de la cueva y sacó su varita para ver si podía hacer algún hechizo. Miró y volvió a mirar muchas veces en su libro de magia, pero no encontró ningún truco para salir de allí, pero había uno que daba vida a cualquier objeto inanimado, así que hizo el truco y ¡la cueva cobró vida! A partir de ese día, la cueva dejó de poner trampas, salvó a los compañeros del mago y desde entonces, esa cueva es famosa y visitada por muchas personas del mundo entero gracias al mago, que ya no se aburrió jamás.
Cuenta la leyenda, que esa es la historia de La cueva de Boquique.
Alba Lena Beltrán Gil, 6ºA

0 comentarios: