jueves, abril 25, 2019

Cuatro amigos aventureros


Cuatro amigos aventureros

     Había una vez un grupo de amigos a los que les gustaba la esgrima. Un día estaban jugando en la playa y, de repente, apareció una botella con una nota.

-Paula: ¡Mirad chicos! Allí, medio enterrada, hay una botella.
-Alba: ¡Qué sucia es la gente! Lo tira todo al mar.
-Adrián: Pero parece una botella con un mensaje.
-Iván: Voy a por ella.
-Alba: ¿Tiene algo?
-Iván: Sí, tiene un papel.
-Adrián: Ves, tenía razón.
-Alba: Pues sí. Pero la gente sigue siendo sucia. Tira muchas cosas al mar.
-Paula: ¡Vamos a abrir la botella! ¡Qué nervios! ¿Qué pondrá?
-Iván: ¿Y si fuera un mapa de un tesoro?
-Adrián: Para quitarnos las dudas, vamos a abrirla.
-Alba: Yo creo que sería justo que la abriese Paula; ella fue quien la encontró.
-Iván: Tienes razón, Alba. Ábrela.
-Paula: Vale. (Abre la botella). ¿Qué es esto? Parece un mapa… Y tiene una cruz.
-Iván: Ves, tenía razón. ¡Es un mapa de un tesoro!
-Paula: ¡Es un mapa de esta playa! ¡El tesoro tiene que estar cerca!
-Adrián: Pero Alba, no quiero chafarte las ilusiones, pero esta playa es muy grande.
-Alba: Bueno, no importa. Miraremos bien el mapa para saber el lugar justo.
-Paula: ¿Lo buscamos mañana después de entrenar?
-Iván: Sí. Al salir de esgrima vamos a buscarlo.
-Alba: ¿Quién se queda el mapa?
-Paula: Yo. Me lo llevaré a entrenar para que no se me olvide.
-Adrián: Que no se entere nadie. Debe ser nuestro secreto.

     Al día siguiente, después de entrenar, volvieron a la playa para buscar el tesoro.

-Alba: ¿Tienes el mapa?
-Paula: Sí, aquí está.
-Iván: Déjame ver. La cruz está justo debajo del acantilado, en la entrada de la cueva.
-Adrián: Sí. Pues vamos para allá.

     Cuando llegaron a la cueva, pensaron dónde podía estar el tesoro.

-Alba: Por allí entra un rayo de sol que apunta detrás de una roca. Seguro que es allí donde está el tesoro.
-Iván: ¡Vamos a verlo!
-Adrián: Exacto, aquí hay un cofre, pero está cerrado con llave.
-Paula: Voy a probar con mi collar, que tiene forma de llave.
-Iván: ¡Pruébalo a ver si se abre!
-Paula: La llave encaja. ¡Ha girado!
-Alba: ¿Qué tiene dentro?
-Adrián: ¡Hay monedas!
-Iván: Habrá que repartirlas a partes iguales.
-Todos: ¡Bien!

     Las monedas no tenían gran valor, pero los chicos pasaron un rato muy divertido buscando el tesoro.

Por Paula Barrado García, 6º de Primaria.
Trabajo presentado en la actividad de escritura “De treinta en treinta”

0 comentarios: