miércoles, abril 24, 2019

Elogio del Libro 2019



Lectura en la celebración ayer del Día del Libro de un fragmento del Elogio del Libro 2019: “De la naturaleza mágica y misteriosa de los libros”. Autora: María José Flores.

Yo siento que los libros tienen vida.
Siento que los libros laten y respiran.
¿No lo creéis vosotros también?

Los libros pertenecen al mundo del prodigio.

Los libros son prodigios
y pueden recordar la vida
y también inventarlas.

Los libros nos emocionan y nos confortan.
Los libros nos distraen de nuestras preocupaciones.
Los libros nos divierten con humor
y son unos extraordinarios compañeros.

A veces la soledad es terrible
pero sabemos que con los libros nunca estaremos solos.
Por lo menos yo lo creo así.

Los libros nos hacen viajar en el espacio y en el tiempo.
Y también a otras mentes y corazones.

Los libros crean lugares exóticos y pocas veces vistos.
Los libros también nos desvelan lo que tenemos delante
y no somos capaces de ver.

Los libros encierran todo lo que somos.
Los libros nos hablan de fragilidad, de héroes,
de lo terrible y lo cruel,
de lo noble y lo bello, de la hermosura y de la pureza.

Los libros nos ayudan a comprender
cuál es nuestro lugar en el mundo
y a adentrarnos en nosotros mismos.

Esto nos hace más conscientes y capaces de ser libres.
El parecido entre las palabras libre y libro es curioso,
¿verdad?
A lo mejor no es casualidad.

La magia de la literatura no puede desaparecer.
Tenemos que aprender a escuchar los libros
y cuidar su verdad y su secreto.

Los libros son como ríos hondos con mucha agua,
agua misteriosa.
No hay nada que encierre tanto misterio como un libro
aunque lo puedas ver y tocar.
Cuando terminamos un libro y lo cerramos
nos quedamos sonrientes o emocionados.

Y nos hace pensar en el parecido que tienen
la vida y la literatura.

0 comentarios: