viernes, octubre 23, 2015

Aquella ranita



Paseando un buen día,
me encontré una charquita,
allí saltaba y saltaba
una preciosa ranita.

Era pequeña y graciosa,
yo decidí llamarla Rosa.
De color verde era su cuerpo
y sus ojos saltones eran de tonos marrones.

De aquí para allá
saltaba la ranita,
que se quedó atrapada
en una ramita.

Rubén Costumero. 5º Primaria

0 comentarios: