viernes, noviembre 03, 2017

La diosa enamorada



     Érase una vez la diosa Hebe, la diosa de la juventud, que miraba desde el  Olimpo a un hombre que en vez de guapo era feo, que en lugar de tonto era el más listo de toda Grecia, y para sus ojos era el más guapo; se llamaba Alejandro. Pero ella era una diosa y él un mortal así es que ese amor no podía hacerse realidad y empezó a hacerse preguntas. 

     La más importante era: ¿yo le gustaré tanto como él a mí? Se le encendió la bombilla y le pediría a su padre el dios del rayo Zeus que la hiciera con forma humana. Pero Zeus al principio le dijo que no. Hasta que llegó el día en el que le dijo que sí pero con una condición: le tendría que enamorar en tres días en cuyo caso le haría inmortal y podrían estar juntos toda la eternidad.

     Bajó del Olimpo ya en forma humana  y empezó la búsqueda. El primer día se recorrió media Atenas y no le encontró. Al día siguiente buscó por la zona que le quedaba y allí estaba, ella intentó tener una conversación con él y quedó prendido ante ella, pero no le acababa de convencer. Afrodita la diosa del amor se fijó en ellos dos e intentó ayudarles, tanto que él le pidió verla al día siguiente y ella aceptó. Le pidió a ella que si quería ser su novia y ella aceptó. Entonces ella le explicó que era una diosa. Y Alejandro pensó que quería burlarse de él y no se lo creyó. En ese instante Zeus les ascendió al Olimpo por lo prometido. En ese momento se lo creyó aunque le sorprendió mucho y vivieron felices y comieron perdices.
         FIN
                                                                  Antonio Alonso Rodríguez 5º Primaria   

0 comentarios: