viernes, enero 18, 2013

Jarramplas





El día 17 de enero de 2013, han venido Jorge y Sofía vestidos de Jarramplas.
     Su madre nos ha explicado lo que es, su origen, cómo y cuándo se celebra...
Trata de que un hombre llamado Jarramplas se viste con un traje de telas de colores y una máscara casi siempre de los colores de Piornal: rojo, azul, blanco y negro.Todo el mundo se dedica a tirarle nabos y, aunque el traje tiene fibra de vidrio, duele mucho. Siempre lo hacen chicos, y lo hacen para pedir algo, por ejemplo que alguien de su familia que está enfermo se cure.

Violeta Alonso 5º






    El día 17 de enero, Jorge y Sofía nos prepararon una exposición sobre la fiesta tradicional de su pueblo,  Jarramplas.
     Nos explicaron que el traje del Jarramplas está compuesto por una chaqueta y un pantalón blancos, de los que cuelgan infinidad de cintas multicolores. La máscara es de forma cónica, con dos cuernos laterales y una gran nariz. Del vértice superior de la máscara cuelga una cola de crin de caballo.
     Bajo el traje, para evitar que la fuerza y la agresividad de algunos lanzamientos de nabos puedan producir daños importantes, en los últimos años se ha incorporado una especie de pesada armadura de fibra de vidrio, que le protege, pero que le resta posibilidad de movimientos.
     Más tarde, nos contaron que no se conoce exactamente el origen de Jarramplas. Se cree que el Jarramplas fue un ladrón de ganado y los vecinos le empezaron a tirar nabos.
Estas son las celebraciones:
     El día 19 de enero por la mañana, Jarramplas y el mayordomo recorren el pueblo, el día 20 se preparan las migas y se reparten, después, el Jarramplas efectúa su primera salida por el pueblo, con máscara y tocando el tamboril, hacia las 12 del mediodía. Los niños, y las demás personas, comienzan a lanzarle nabos. Jarramplas se defiende moviéndose lo que le permiten sus pesadas protecciones y con algún que otro lanzamiento de cachiporras a la muchedumbre. Después de comer, Jarramplas se dirige hacia la iglesia, llevando tras de sí la consabida multitud que no para de arrojarle nabos. Al atardecer se procede a bajar la imagen del santo San Sebastián de su trono para vestirlo y colocarlo en las andas. Al anochecer, las campanas tocan a regocijo y el Jarramplas, con la cabeza descubierta, da una vuelta por las calles del pueblo acompañado por un grupo de niños. Cuando faltan unos minutos para la medianoche, todo el pueblo se concentra en la puerta de la iglesia. Jarramplas y su comitiva salen desde la casa del mayordomo entonando la siguiente copla:
A la puerta la iglesia
vamos ahora
a rezar una Salve
a Nuestra Señora.

     Ya en la puerta del templo, se rezan tres Avemarías y la Salve mientras se espera que el reloj de la torre acabe con las doce campanadas. En ese momento el Jarramplas, con la cabeza descubierta, comienza a caminar hacia atrás tocando el tamboril. Los asistentes, entonando las coplas de las Alborás, inician el recorrido por las calles del pueblo, con ritmo cadencioso y sin dejar de cantar. La comitiva acaba de nuevo en la puerta de la iglesia. En la madrugada se ofrecen migas a todo el pueblo. Los quintos de ese año son los encargados de repartirlas a la gente.
     Si quieres encontrar más información sobre el Jarramplas visita esta página: Un piornalego en la red
Alejandro Rubio. 5º Primaria



      “A LOS 20 DE ENERO,
      CUANDO MÁS HIELA,
      SALIÓ UN CAPITÁN FUERTE
      A PONER BANDERAS”
Jarramplas es un personaje demoníaco que recorre las calles de Piornal, pueblo más alto de Extremadura, situado a 1200 m. de altura en el Valle del Jerte, bailando y tocando el tamboril para ahuyentar el mal durante los días 19 y 20 de enero.
            Es una fiesta declarada de interés turístico regional que atrae a numerosos turistas. Va vestido con un traje de cintas de colores cosidas a mano, todas por igual, tocando el tamboril con dos cachiporras  y una máscara probablemente de origen africano, cosida y pintada a mano con dos cuernos, nariz puntiaguda y pelo de caballo.
            Actualmente cubre su cuerpo con una armadura de fibra de vidrio que pesa entre 35 y 40 kilogramos y la máscara de unos 10 kilos.
            Siempre está encarnado por uno o dos hombres que, bien por tradición, bien por una promesa hecha al Santo, desempeñan con orgullo y pasión el papel de protagonistas por unos días. También tienen un papel fundamental  los Mayordomos, que son los encargados de organizar todos los preparativos de la fiesta y pagar los gastos: confección de trajes, cachiporras, máscaras, comidas, dulces….Ayudan a Jarramplas a cumplir su misión.
            Hay muchas teorías sobre los orígenes de la fiesta. Una de ellas es la religiosa: San Sebastián fue un mártir cristiano, que murió amarrado a un tronco y martirizado a saetazos. Jarramplas representa el sufrimiento  y la resistencia.
           Otra versión es la profana:  Jarramplas fue un ladrón de ganado que robaba en el pueblo y sus habitantes le lanzaban nabos para expulsarle, sufriendo el castigo y  las burlas  de los vecinos.
           Otra versión es la expulsión del invierno, hay otros orígenes mitológicos.
            Sea una versión u otra, Jarramplas representa el sufrimiento y la resistencia. Lo más importante de la fiesta es el triunfo del bien sobre el mal.

                                                                       FAMILIA MARTÍN CALLE. 5ºB

0 comentarios: