lunes, noviembre 04, 2013

HIPÓMENES



ASÍ CONSIGUIÓ HIPÓMENES LAS MANZANAS
Hipómenes pasó horas pensando cómo ganar a la veloz Atalanta. Un día, en un pequeño poblado, escuchó a unos hombres hablar de un misterioso árbol que protegía la diosa de la naturaleza, también dijeron que se encontraba en una montaña y que daba manzanas de oro.

Hipómenes, ante la oportunidad, cogió sus cosas y se marchó a investigar. En el camino encontró a un señor mayor con barba llamado Floreneo que le advirtió que un horrible monstruo custodiaba aquel árbol. Hipómenes escuchó voces y corrió a esconderse. Cuando dejó de escuchar el ruido, salió y se dirigió al árbol. Estaba metido en medio de un templo y tenía manzanas de oro. Hipómenes descubrió a la bestia que resultó ser un pequeño león que quiso irse con él. Hipómenes cogió diez manzanas de oro y se fue de allí con su nuevo amigo.
Nacho Iglesias, 6ºA

0 comentarios: